Ibiza GTI


El SEAT Ibiza GTI fue la versión más alta de la gama inicial de lanzamiento de la segunda generación del Ibiza, a partir de marzo de 1993. Estaba propulsado por un motor 2.0 atmosférico de 115 CV, aunque su talante no era radicalmente deportivo sino más bien tranquilo… (leer más)

img1

FICHA TÉCNICA

Lanzamiento: Marzo 1993

Cese de producción: Mediados 1999

Precio: 1.865.000 Ptas.

Unidades producidas: 1.522.765 (total Ibiza II, 1993-2002)

Gasolina, 4 cilindros en línea

Disposición: Delantero transversal

Diámetro x carrera: 82,5 mm x 92,8 mm

Cilindrada: 1.984 cc

Distribución: 1 árbol de levas en cabeza accionado por correa dentada

Alimentación: Inyección electrónica multipunto

Potencia máxima: 115 CV a 5.400 rpm

Par máximo: 165,7 Nm a 3.200 rpm

Velocidad máxima: 198 km/h

Tipo: Tracción delantera

Cambio: Manual de 5 velocidades, más marcha atrás

Embrague: Monodisco en seco

Suspensión delantera:
Independiente, tipo McPherson, con triángulo inferior, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora

Suspensión trasera:
Independiente, ruedas tiradas por brazos longitudinales, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora

Dirección: De cremallera, asistida

Delanteros/traseros: Discos ventilados/discos

185/60 SR 14

Carrocería: sedán 2 volúmenes, 3 o 5 puertas, 5 plazas

Longitud/anchura/altura: 3.813/1.634/1.424 mm

Batalla: 2.448 mm

Peso: 1.010 kg

El SEAT Ibiza GTI fue la versión más alta de la gama inicial de lanzamiento de la segunda generación del Ibiza, a partir de marzo de 1993. Estaba propulsado por un motor 2.0 atmosférico de 115 CV, aunque su talante no era radicalmente deportivo sino más bien tranquilo.

img3
img4

El Ibiza II fue un modelo histórico en la cronología de SEAT, puesto que fue el primero fabricado en la nueva planta de Martorell, inaugurada en febrero de 1993. Diseñado por Giorgio Giugiaro (como la primera generación), en estrecha colaboración con el Centro de Diseño de Martorell, el salto estético era evidente. Las líneas eran más redondeadas y aerodinámicas, y el Ibiza II disfrutaba de un equipamiento y sofisticación mecánica reservados en la época a vehículos de segmentos superiores.

Después del SEAT Toledo, el Ibiza II fue el segundo coche desarrollado íntegramente en el Centro Técnico de Martorell y ya dentro del Grupo VW. Como aquel, disfrutaba de una amplísima gama de motores, coronada inicialmente por el bloque de 2 litros que también montaba el Toledo. Ningún otro modelo polivalente del segmento B contaba con un motor de tanta cilindrada en su catálogo, aunque los hubiera más potentes. El GTI estaba disponible con las dos carrocerías del Ibiza, de 3 y 5 puertas.

img5
img6

No resulta exagerado afirmar que el salto del Ibiza I al Ibiza II fue el mayor entre las cinco generaciones del modelo. El coche creció casi 20 centímetros, y estrenaba una plataforma específica todavía no utilizada por ningún modelo del grupo.

La discreción y la sobriedad presidían la estética del Ibiza GTI. Por fuera, apenas destacaba el logo "GTI" de color rojo en la calandra, reminiscencia del anterior Ibiza SXI. Lo más llamativo eran las leyendas "EFI Electronic Fuel Injection" en la parte baja de las puertas y "Power Steering" en la zaga. Por dentro, el salpicadero era totalmente nuevo y muy funcional. Un discreto logo "GTI" en rojo indicaba que estábamos ante el tope de gama de los primeros Ibiza II.

img7
img6

El lanzamiento del Ibiza II también fue aprovechado por SEAT Sport para renovar por completo la presencia de la marca en el Campeonato de España de Rallyes de Tierra. En efecto, a partir de 1994 la Copa de promoción celebrada durante los siete años anteriores con el Marbella pasó a disputarse con el Ibiza 2.0 GTI. Los coches se ofrecían con un kit de SEAT Sport, aunque el motor era de estricta serie.

Por su bajo coste, los altos premios y las posibilidades deportivas del coche, era la fórmula más rentable para practicar el automovilismo deportivo. La Copa de Tierra se disputó tres años con los Ibiza 2.0 GTI, antes de pasar en 1997 a los GTI 16v. Estos últimos habían dado vida en 1995 a un Copa Ibiza de Asfalto, que también en 1997 pasó a disputarse con los nuevos Ibiza CUPRA.

img7
img7

En efecto, en septiembre de 1994 había llegado otro GTI más deportivo, con el motor biárbol 1.8 16v de 130 CV, que se ubicó por encima del GTI 2.0. Dos años después, en octubre de 1996, el 1.8 16v dio paso al primer Ibiza CUPRA. SEAT había debutado ese año a tiempo completo en el Campeonato del Mundo de Rallyes, y para celebrar el camino hacia el primer título mundial del Ibiza Kit Car en la categoría 2 Litros la marca lanzó el Ibiza CUPRA en el Salón de París, propulsado por el motor 2.0 16v, de 150 CV, y disponible solo con la carrocería de 3 puertas.

El éxito del Ibiza CUPRA consolidó dicho apelativo como sinónimo de prestaciones y exclusividad en la gama SEAT. Por su parte, el GTI 2.0 se mantuvo en catálogo hasta el restyling del Ibiza, en 1999. Con él desaparecieron también las siglas "GTI" de la gama SEAT, cuyo testigo fue recogido por la nueva denominación "FR" en el Ibiza III, en 2004, toda vez que las versiones CUPRA se movían en un nivel superior.

img8
img8

SEAT HISTÓRICOS conserva este Ibiza GTI de 3 puertas y color rojo, una de las primeras unidades fabricadas, con sus características llantas de aleación de tres brazos dobles.

El célebre ciclista Stephen Roche compitió en el Rallye de Montecarlo de 1994 con este SEAT Ibiza GTI de Grupo N.

img9